Según un grupo de psicólogos investigadores de la University of British Columbia. Dieron instrucciones a la mitad de los 124 sujetos adultos del estudio, que incluía a estudiantes, analistas financieros y profesionales médicos, para que limitaran la revisión de su correo electrónico a tres veces diarias durante una semana. A la otra mitad de sujetos se les pidió que revisaran su correo con la misma frecuencia con que lo venían realizando antes del estudio. Posteriormente los investigadores invirtieron las instrucciones dadas a los dos grupos durante una semana posterior. La investigación halló que los participantes se sintieron menos estresados cuando comprobaron el correo electrónico con menor frecuencia.

Fuente:

Monitor on Psychology, Febrero 2015

Computers in Human Behavior, Febrero 2015.